La ceniza, el método principal para descascarar y preparar el maíz de la tradicional arepa asada en piedra.

La arepa en Colombia se conoce debido a que fue uno de los principales alimentos de las tribus indígenas, quienes preparaban el maíz (principal cultivo) y realizaban cantidades de amasijos con este cereal. Esta tradición con el método principal de la ceniza, le ha brindado la estabilidad económica a una familia del corregimiento de Bruselas, puesto que las han vendido como alimento a muchos transeúntes de la ruta 45 vía Pitalito-Mocoa.  

Escrito por: Sonia Margarita Bedoya Vega, Periodista de Suregion

Son tan deliciosas que no se cree que el maíz del cual se basa la tradicional arepa, es preparado con ceniza y conserva las tradiciones indígenas del territorio agustiniano. La arepa de maíz pelado, es un legado, un producto que doña Carmenza vende hace 6 años atrás en el territorio bruselense. No vendió este producto mucho antes, quizás por miedo a que no se vendiera o tal vez a que no gustara. Sin embargo, desde que inició sus ventas, ha sido el sustento y principal fuente de ingreso, del hogar conformado por su esposo don Hernán Enrique Gutiérrez y sus hijos, Carlos Alberto Anacona, Hernán Darío Gutiérrez, Jaider Gutiérrez y Sergio Gutiérrez. Este oficio ancestral, les ha dado felicidad y tranquilidad, debido a que pasaron muchas necesidades, como el de su hijo mayor, que tras estar estudiando muchas veces no tuvo un desayuno decente para iniciar su jornada escolar.

Doña Carmenza Anacona Ruiz, es proveniente del municipio de San Agustín de donde es toda su familia (abuelos, padres, hermanos y primos). Desde este territorio trae consigo la arepa de Maíz pelado, la tradición que le recuerda a su abuela Camila, de cultura indígena. Doña Camila era quien hacía las arepas en las tulpas (fogón de piedra), cuando se realizaban las rondas en cuevas a orillas del rio Magdalena. Cuenta doña Carmenza que doña Camila, utilizaba la ceniza para que el maíz soltara la cascarita que la cubre, así continuar con el moldeo de las arepas y asarlas en la tulpa, junto con las yucas, los plátanos y el pescado mientras se realizaba la ronda por el rio.

La decisión de vender este tipo de arepa, radica en primera instancia desde la motivación de su prima Lina que vende este mismo producto en el estrecho del magdalena y segundo, porque recibió el apoyo del profesor que enseñaba a su hijo mayor en Bruselas, quien la visitó con el fin de preguntar sobre una investigación de las tintas que manejaban anteriormente los ancestros para pintar. Lo anterior, provocó un viaje inesperado al municipio vecino de San Agustín, en el que nuevamente la prima Lina delante del profesor insiste en que monte su propio negocio de arepas.

Cuando inició el negocio se vendían arepas todos los días y generaba buenas ganancias, lo que dio voz de aliento a su esposo y así misma. Esta arepa de maíz pelado se acompaña con Candil, una bebida tradicional del Huila que anteriormente se tomaba con fines medicinales. La caspiroleta o candil, se prepara con leche, huevos y azúcar, ingredientes que proporcionan nutrientes y vitaminas para el crecimiento y desarrollo de las personas. En la actualidad, tras la pandemia de la Covid 19, las ventas se realizan solo los domingos.

Puede observar la Galería fotográfica ingresando al siguiente link:

https://www.flickr.com/gp/185878091@N02/6d00R9

Share

Comentários no Facebook