Embarrarnos de arcilla para cultivar nuestra identidad

“Nos embarramos con el contacto de la arcilla, embarrarnos es sentir que la arcilla despierta en nosotros muchas sensibilidades y que hay arte”: Leonardo Guzmán Artesano. El pasado 12 de noviembre se inauguró la 55 Feria Nacional Artesanal de Pitalito, con más de 160 maestros artesanos invitados y con una amplia variedad de productos elaborados en diversas técnicas, un evento que busca visibilizar el esfuerzo del gremio por resistir ante las incertidumbres económicas actuales.

Por: Paula Daniela Vargas Lombana y Yaridaniela Guerrero Guzmán periodistas de Suregion.com

“El artesano es la identidad del municipio, es el ADN de un territorio, y en este caso es el ADN cultural de Pitalito”. Así define al gremio Rubiela León, representante de la Corporación de Artesanos de Pitalito (COARPI), una mujer de estatura pequeña, pero con un enorme corazón de arcilla que ha luchado por el rescate del oficio artesanal, sus dedos cortos, delgados y pálidos son reflejo de años de dedicación y compromiso como líder para fortalecer la identidad de una cuna de barro llamada Pitalito.


Rubiela León Gómez representando la Corporación de artesanos de Pitalito en Rusia, en la Folkloriada Mundial 2021.
Fotografía archivo personal de la artista
.

Lo que hoy es la zona rosa en el municipio de Pitalito, un sector comercial de bares, discotecas y restaurantes, antaño era un territorio de artesanos. Así lo recuerda Néstor León, integrante de COARPI: “anteriormente la Avenida Pastrana se reconocía por almacenes de artesanías y talleres, es decir unidades productivas a lado y lado de la avenida, se observaban los moldes de yeso que se secaban en los andenes de las casas de quienes realizaban el oficio y lo comercializaban adornando sus vitrinas con los más bellos objetos”.

La brega cada día es más intensa para rescatar la identidad de un pueblo de artesanos que comienza a olvidar sus orígenes y a borrar de las manos que crearon con el barro la historia de la chiva, la orquidera y el Valle de Laboyos.

La pandemia: una excusa para la verdadera reactivación de la economía de los artesanos

La pandemia para muchos gremios fue devastadora pues sus finanzas cayeron. Sin embargo, según Rubiela León, para los artesanos fue la verdadera reactivación de su economía. Un fenómeno que se dio gracias a que las personas no podían comprar las prendas de vestir de grandes marcas o electrodomésticos con las últimas reformas tecnológicas. Por lo tanto, la comunidad volvió al sastre y la modista para poder vestirse, las materas y las cerámicas fueron los nuevos pasatiempos de las personas. “La pandemia para nosotros fue la oportunidad perfecta para volver a hablar de lo nuestro, de lo que nos hace diferentes, únicos en Pitalito y en el mundo”, Indicó Rubiela León.

Mesa principal en la Inauguración de la 55 Feria Artesanal de Pitalito.
Tomada de registro fotográfico de la Alcaldía de Pitalito.

El pasado 12 de noviembre dio inicio la 55 Feria Nacional Artesanal de Pitalito, con más de 160 maestros artesanos invitados con una amplia variedad de productos elaborados en diversas técnicas, un evento que busca visibilizar el esfuerzo del gremio por resistir ante las incertidumbres económicas actuales.

Lorena Beltrán, hija de una familia de artesanos y participante de la feria indicó: “Como hija de un artesano le he escuchado decir: “mija, es que no pagan más por esa vasija”. Mi misión se ha convertido en mejorar su calidad de vida, he utilizado las redes sociales como un mecanismo para aumentar sus ingresos, su autoestima y su valor.”

“Nuestra resiliencia no comenzó con la pandemia, el artesano históricamente ha sido resiliente”

Según el sistema de información estadístico de Artesanías de Colombia, hay cerca de 33.000 artesanos en el país, de los cuales el 49 % se reconoce en condición de vulnerabilidad. Como Rubiela León y Leonardo Beltrán son muchas los miembros de las familias de artesanos que han luchado por tener un bienestar de vida digno para sus familias, por medio del oficio artesanal. Han buscado fortalecer la identidad cultural del municipio por medio de la arcilla. Un gremio que ha sentido la invisibilidad de la institución y la falta de voluntad política para luchar por su labor, son llamados resilientes en pandemia, sin embargo, su resiliencia es histórica y triste ante los pocos avances logrados en los últimos años.

Parte de ese esfuerzo por rescatar el oficio artesanal es transmitir sus saberes a los más pequeños, para lograr dejar un legado en las nuevas generaciones por medio del taller, como lo hace la empresa Manos de Alfarero, en Pitalito: “Justo en los últimos meses como artesanos que amamos a Pitalito hemos estado dictando taller para niños, pues sentimos que son ellos las semillas que no hemos plantado, ellos serán los próximos artistas” ,expresó Lorena Beltrán

Leonardo Guzmán en el taller Manos de Alfarero, con una de sus estudiantes.
Fotografía tomada del registro fotográfico personal.

“Nos embarramos con el contacto de arcilla, embarrarnos es sentir que la arcilla despierta en nosotros muchas sensibilidades y que hay arte”, aseguró el artesano laboyano Leonardo Guzmán . Una pandemia que le dio un giro total al mundo y al gremio de los artesanos, que nos permitió volver a embarrarnos, en su sencillez de vida nos recordaron que lo nuestro es hermoso e incomparable, que su labor es necesaria para seguir tejiendo una sociedad con memoria que reconozca su labor social en un municipio que le apuesta al turismo y a fortalecer el sector cultural.

Share

Comentários no Facebook