Las nuevas y creativas formas de protesta social de los jóvenes neivanos

Ollas comunitarias, jornadas de muralismo, cine al barrio y huertas comunitarias, son algunas de las apuestas de los colectivos juveniles populares de Neiva para innovar en las formas de la lucha social que persevera en el tiempo.

Por: Katherine Cruz, periodista Suregión

Con el estallido social que tuvo lugar en el Paro Nacional que comenzó el 28 de Abril, han surgido en la ciudad de Neiva diversas iniciativas de los colectivos populares (ambientalistas, barristas, muralistas, etc.). Este variopinto abanico de tendencias  ha logrado fortalecerse en el contexto de la agitada coyuntura nacional. Con una articulación que renuncia a las jerarquías tradicionales y  privilegia la discusión sobre las necesidades y propuestas de los jóvenes, la Red Juvenil Popular del Huila es un ejemplo de cambio en los métodos y estrategias de lucha popular. Las ollas comunitarias, cine al barrio, tropel de colores y huertas comunitarias, han sido las nuevas propuestas de los jóvenes de estos colectivos. Pese a que en un principio estas iniciativas estaban dirigidas por la Asociación Colombiana de Profesionales por la Paz (Asopropaz), los espacios ahora están dirigidos por manifestantes dispuestos a brindar apoyo a las acciones colectivas orientadas a un beneficio comunitario. 

Una “Olla comunitaria” consiste en la realización de un almuerzo que se dispone para las personas que hacen parte de la logística, los habitantes de los alrededores y transeúntes, generalmente hay un “ranchero” quien está encargado de cocinar con la ayuda de las manos voluntarias con la disposición de contribuir con el procesamiento de los alimentos. Desde que se pone la olla en el “fogón” improvisado se empiezan a recibir donaciones, que es la manera de financiar este tipo de actividades. Cada uno de los colectivos involucrados gestionan ventas e iniciativas para obtener recursos.

Gustavo Rojas, en el siguiente audio, explica las formas de financiamiento de las diferentes actividades que se realizan periódicamente:

Inicialmente las ollas comunitarias se realizaron en el “Puente de la resistencia” , sin embargo la ciudadanía no llegaba a los lugares de encuentro, así que surgió la necesidad de llevar estas iniciativas a la comunidad. En consecuencia, desde hace dos meses se han realizado periódicamente “ollas comunitarias” en las diferentes comunas de la ciudad de Neiva. El objetivo no es solo llevar un plato de comida a habitantes de calle, transeúntes o vendedores ambulantes que transcurren por los diferentes lugares en los que se instalan las ollas, también se tiene el propósito de incluir en los procesos sociales a la ciudadanía, hacer pedagogía y -lo más importante- combatir la estigmatización de la que han sido víctima los colectivos populares y sus integrantes. “Can”, como se hace llamar el “ranchero”, es quien adelanta la labor de bibliotecario y también se encarga de cocinar. En entrevista con Suregión describe este proceso popular, como se puede escuchar en el siguiente audio:

La huerta de la resistencia

Así como las ollas, han surgido otras iniciativas, una de ellas es la creación de la huerta comunitaria en los espacios a los que se ha logrado llegar y los que se han logrado recuperar para la convergencia de ideas y el debate político. El Puente de la Resistencia aunque ahora parece abandonado, es testigo de la pluralidad en el Paro Nacional, allí está ubicada una de las huerta comunitarias que se ha creado gracias a la convocatoria de los “talleres para re -existir” en los cuales se busca cultivar los propios alimentos y enaltecer la labor de los campesinos. La iniciativa también se ha tratado de llevar a las comunas, por ejemplo en el barrio Reynaldo Matiz se encuentra ubicada la segunda huerta comunitaria en un espacio que hace parte de los lugares de confluencia de los colectivos populares.

Cine al barrio

El cine es una nueva propuesta que se ha venido constituyendo, los primeros barrios que han presenciado estos escenarios de confluencia son: el Reynaldo Matiz, Loma de la Cruz y Las Palmas. La iniciativa ha sido dirigida por Laura Barrera, organizadora en logística de los espacios de Cine al Barrio, aunque aún no cuenta con una gran participación de la comunidad -dado que es una propuesta nueva-, sí ha tenido una buena acogida en los habitantes de los barrios, sobre todo en los niños,  quienes son los principales espectadores. La convocatoria se realiza periódicamente, durante los fines de semana, y en diferentes lugares para lograr un mayor acercamiento a la comunidad.

Biblioteca ambulante

Esta iniciativa se ha desarrollado en diferentes barrios de la ciudad de Neiva. El barrio Reynaldo Matiz, por ejemplo, cuenta con su propia colección de libros dispuesta las 24 horas para que habitantes y quienes deseen hagan uso de los libros, pero en la iniciativa que está dirigida por “Can” los libros son llevados a cada lugar donde va la olla comunitaria, él se encarga de transportar los libros hasta los lugares de encuentro para que las personas lleguen y aprovechen los libros, también se le brinda la posibilidad a los lectores de tomar prestados los libros por el tiempo que lo necesiten y posteriormente regresarlos.

Muralismo

Tapamuros, no es solamente una expresión, es un colectivo que se ha encargado de gestionar pinturas y manos voluntarias, dispuestos a llenar de colores la ciudad de Neiva con expresiones sociales y muralismo. Mas que una función estética el colectivo cumple una función social haciendo uso de su derecho a la libre expresión, dado que lo hacen a través del arte. El objetivo es demostrar que no es vandalismo pintar una pared cuando el resultado es artístico y con un fin educativo, que pretende difundir la cultura. Alrededor de la olla comunitaria que alimenta a los voluntarios que se disponen a cumplir extenuantes jornadas de muralismo en las diferentes comunas de la ciudad de Neiva se reúnen los jóvenes muralistas. Cabe aclarar que Tapamuros no es el único colectivo muralista que se ha hecho presente en las acciones colectivas, sociales y populares realizadas en el marco del Paro Nacional.

Todas estas iniciativas están dirigidas a la comunidad neivana, son un intento por lograr el acercamiento con esta por parte de los colectivos juveniles y populares, y de generar conciencia social para que la ciudadanía se integre a los procesos sociales de protesta y resistencia. Además, con las iniciativas descritas se busca dar a conocer las propuestas que se han presentado. A su vez, la apuesta más importantes es demostrar que los jóvenes están dispuestos a ir más allá de las confrontaciones con la fuerza pública y abrir espacios de encuentro y reflexión con la comunidad, recuperando escenarios para un beneficio colectivo, que contribuya a la lucha social que adelantan.

Foto destacada: Neiva Futbolera

Share

Comentários no Facebook