¡Hasta siempre, Ceiba de la Libertad en Gigante ¡

Por: Hernán Francisco Basto, periodista SuRegión

En la madrugada del viernes 21 de mayo, la imponente Ceiba de la Libertad, emplazada en el parque central del municipio de Gigante ( Huila), con más de 200 años de historia, no soportó más y cayó de manera natural sobre el jardín que la adornaba. La Ceiba de la Libertad fue sembrada en 1813, según el historiador Humberto Montealegre, como símbolo de la independencia del Imperio Español, y a la vez se configuró en un monumento natural para conmemorar el fin de la esclavitud en Colombia, ocurrido en 1851.

Con tristeza y asombro se despertaron los habitantes del municipio de Gigante al encontrar su emblema más importante, destrozado sobre el jardín que la custodiaba. Sobre las 4:15 de la madrugada del 21 de mayo de 2021, el árbol agobiado por los años, se doblegó sobre la estructura de contención, sorprendiendo a la comunidad y a las autoridades, que siempre protegieron su existencia. A través de muchos años de historia, la Ceiba se convirtió en el símbolo de libertad para todos los habitantes de Gigante y del Huila. Era, sin lugar a dudas, el árbol más antiguo y querido por todos los giganteños, los cuales compartieron por décadas historias y anécdotas bajo sus frondosas ramas.

Ceiba de la Libertad, 1989
Foto: Archivo Freddy Martínez Méndez

 Una versión de cuño más oficial relata que la Ceiba fue sembrada en 1851, por orden del presidente liberal José Hilario López, para celebrar la firma de la Ley que abolía la esclavitud en Colombia, la cual se suscribió el 21 de Mayo del mismo año ( en Colombia se celebra desde 2002 el día de la Afrocolombianidad cada 21 de Mayo). Ha llamado la atención de los observadores la circunstancia de que el derrumbe de la Ceiba haya tenido lugar también el 21 de Mayo. El historiador giganteño Humberto Montealegre, por su parte,  y con base en sólida indagación de archivo, afirma  que la siembra de la Ceiba se remonta a 1813, como símbolo de nuestra independencia con respecto a la Corona de España.

La Ceiba de la Libertad de Gigante guardaba innumerables recuerdos históricos. Fue testigo mudo de todos los gloriosos y nostálgicos acontecimientos dados bajo sus ramas desde el siglo XIX. Su cuadrícula ha sido el centro de las celebraciones cívicas y religiosas del Municipio de Gigante. Son recordadas aquellas fiestas Sanjuaneras y Sanpedrinas, del Cacao, llamadas a finales y comienzo de milenio “Fiestas del Cacao y del Café”.

Su espacio ha sido igualmente escenario de las manifestaciones y contiendas políticas, así como el lugar donde se desplegaba el mercado público desde épocas republicanas. En el año 2010, durante la conmemoración del Bicentenario de la Independencia, cientos de personas se reunieron en torno al parque principal y participaron de las actividades culturas y artísticas. Hace un par de años, la alcaldía municipal y la multinacional Emgesa contrataron a la fundación Yarumo para intervenirla, fortalecerla y prolongar su vida. Sin embargo, el deterioro y abandono por parte de las administraciones terminaron con la vida del majestuoso emblema. Ya la Ceiba bicentenaria, testigo de muchos hechos y relatos de vida, la de millonarias visitas, la de testimonios y secretos, forma parte de la historia. Ha muerto el mejor símbolo de libertad y amor de los huilenses y giganteños.

Ceiba de la Libertad
Share

Comentários no Facebook