¿ Por qué es importante apoyar a la Comisión de la Verdad en Colombia?

Por: Jaime Navarrete, periodista Suregión.

La Comisión de la Verdad, creada a partir del Acuerdo final de Paz firmado en el Teatro Colón el 24 de noviembre de 2016, hace parte del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición de los hechos victimizantes. ¿Conoce usted el papel de la Comisión de la Verdad?, ¿Sabe cómo funciona y cómo puede participar?, ¿ Se ha preguntado por qué es importante conocer la verdad y apostarle a la memoria?

En Colombia, el Centro de Memoria Histórica ha documentado desde 1958: 15.738 víctimas de violencia sexual, 262.197 muertos, 353.531 hechos de violencia, 16.894 hechos de reclutamiento, 1133 víctimas de minas anti personales, 732 atentados terroristas, 177.719 asesinatos selectivos, 37165 víctimas del secuestro, 24.447 masacres, 46.409 acciones bélicas. Todas las personas afectadas por estos hechos de violencia y sus familias, son víctimas directas e indirectas de la violencia en Colombia, y desde hace muchos años han venido exigiendo justica, verdad, reparación y no repetición. De cara a esta dolorosa realidad, la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición, trabaja para ofrecer justicia restaurativa a las víctimas, a través de la verdad y la memoria histórica.

El Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, está integrado por tres instituciones. En primer lugar, la Jurisdicción Especial para la Paz, que cumplirá su rol durante 15 años, con posibilidad de postergar a 20 años sus labores, está encargada de investigar, juzgar y sancionar los crímenes más graves ocurridos en el conflicto.

En segundo lugar, la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas, UBPD, cuya función es dirigir, coordinar y contribuir a la implementación de las acciones humanitarias de búsqueda y localización de personas dadas por desaparecidas en el contexto y en razón del conflicto armado que se encuentren con vida y, en los casos de fallecimiento, cuando sea posible, la recuperación, identificación y entrega digna de cuerpos. La UBPD tendrá una duración de 20 años, con posibilidad de ampliar su actividad hasta 3 años más.  Está instancia durante el primer año del Gobierno de Iván Duque, sufrió un recorte presupuestal del 70% de su presupuesto de funcionamiento, lo cual es una grave restricción si se tiene en cuenta que en el país se han registrado más de 80.000 personas desaparecidas, casi cuatro veces más que el número de habitantes que fallecieron en la tragedia de Armero en 1985.

Finalmente, está la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición, reconocida por parte de la opinión como Comisión de la Verdad, cuya duración es de 3 años, y se hace cargo, según el mandato del Decreto 588 de 2017, de esclarecer y promover el reconocimiento de prácticas y hechos de violación a los derechos humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH), las responsabilidades colectivas del Estado, el impacto humano y social del conflicto en la sociedad, el contexto histórico, los orígenes y las múltiples causas del conflicto. Igualmente, la comisión documentará los factores y condiciones que facilitaron o contribuyeron en la persistencia del conflicto, el fenómeno del paramilitarismo, los cultivos ilícitos y el desplazamiento forzado.

Tres años parece poco tiempo para lograr cumplir con todas sus funciones, y tener un informe final que incluya las distintas voces de víctimas y victimarios que han sido parte del conflicto. Sin embargo, es de resaltar que la mayoría de las Comisiones de la Verdad en el mundo han funcionado durante un lapso similiar, por tratarse de una institución que está inscrita en un proceso de transición; por ejemplo, la Comisión de la Verdad y Reconciliación de Perú funcionó desde junio de 2001 hasta agosto de 2003, y la de Sudáfrica actuó desde 1995 a 1998, y se encargó de esclarecer los acontecimientos ocurridos durante el régimen del apartheid, que se mantuvo durante más 40 años en el país africano.

Tanto la UBPD, como la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición, son instituciones estatales que no dependen directamente del Gobierno, sino del Estado, y son de carácter humanitario y extrajudicial, por tanto, sus actividades no tendrán carácter judicial, ni servirán para la imputación penal ante ninguna autoridad jurisdiccional, como por ejemplo la JEP o los demás tribunales de justicia.

La Comisión de la Verdad está conformada por 11 comisionados, 5 mujeres y 6 hombres, elegidos luego de una convocatoria pública, bajo los criterios de experiencia, compromiso y conocimiento del conflicto armado. El presidente de la Comisión es Francisco de Roux, Sacerdote y exprovincial jesuita, filósofo y economista, fundador del Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio, así como del primer laboratorio de paz de Colombia, y es exdirector del CINEP, Centro de Investigación y Educación Popular. La Comisión tiene igualmente un Concejo Asesor, que reúne a 16 personas con liderazgo público de diferentes posiciones políticas y de distintos sectores.

Esta institución hace presencia en diez macrorregiones del país, a través de Casas de la Verdad o enlaces. El departamento del Huila hace parte de la macroregión centroandina, y tiene una oficina de enlace de la Comisión en la ciudad de Neiva desde hace algunos meses, cuya sede cuya sede está ubicada en la Calle 23 No. 5 – 55, del barrio Sevilla.

Esos espacios locales de la Comisión de la verdad cumplen funciones pedagógicas, participativas y comunicacionales, para que todas las personas puedan llegar a contar sus historias vividas en el marco del conflicto armado, lo cual contribuirá a la elaboración del informe final, que se constituirá a partir informes de los enfoques étnico, de género, psicosocial, cultural, de niños y niñas, jóvenes, adultos mayores y discapacidad.  Además de los testimonios, se pueden presentar informes y casos, que tengan relación con el conflicto armado. Todos los casos serán revisados y tenidos en cuenta en el informe final.

Es importante la participación de toda la sociedad civil y de diversos actores políticos, militares, empresariales, etc., porque desde esta Comisión se reconfigurará una verdad histórica y contextual, que contribuirá a sanar las hondas heridas causadas por el conflicto cruel que hemos vivido; la verdad implica reconocer responsabilidades, contextos, factores determinantes en este conflicto, que si bien no garantiza por sí sola pasar la página del conflicto de una vez por todas, porque para ello se necesitan otros factores, si va contribuir a generar una memoria que nos haga pensar dos veces antes de tomar un arma y cometer vejámenes entre hermanos como los que se han cometido en este absurdo conflicto Colombiano.

Referentes bibliográficos

Share

Comentários no Facebook