Pitalito lamenta la muerte del profesor Adriano Trujillo, fundador del Museo Huellas del Pasado

Por: Alejandra Zúñiga y Carlos Motta, periodistas de Suregion.com en Pitalito

Una honda tristeza tienen los habitantes de Pitalito por el fallecimiento el pasado 20 de enero del profesor Adriano Trujillo, a consecuencia del Covid-19. Trujillo fue uno de los dirigentes culturales y sociales más destacados del corregimiento de Bruselas, en Pitalito, fundador de las ferias de su corregimiento, en las cuales se evidenció la importancia de los juegos tradicionales para conectar a las personas con sus memorias de la niñez. Creador del Museo Huellas del Pasado, el cual construyó con gran esfuerzo de años recolectando piezas, fotografías e historias que hicieron posible el proyecto, se destacó como estudioso de la historia local de Pitalito y del corregimiento de Bruselas.

Astrid Carvajal, bibliotecaria de Pitalito, recuerda con gran aprecio a su querido amigo y maestro. “Culturalmente dejó un legado y empoderamiento muy grande, amaba a Bruselas y trabajaba incansablemente para que su territorio fuera reconocido, lo hacía solo por amor, sin esperar nada a cambio”.

Quienes lo conocieron dan fe de que Adriano Trujillo fue una persona muy creyente, sabia y motivadora, que nunca se daba por vencido. Ese empoderamiento y el amor que tenía por su región fueron los mismos que lo inspiraron a hacer un gran trabajo docente en diversas instituciones de educación pública del municipio.

El profesor laboyano Adriano Trujillo, quien falleció recientemente.
Foto: Museo “Huellas del pasado”

Adriano Trujillo fue autor del libro Bruselas y sus memorias, legado de Los Laboyos y del Alto Magdalena, el cual preparó durante casi 20 años en escribir, para su posterior publicación en el año 2013. Además de dejar un importante legado histórico y cultural de Bruselas, fue un profesor muy dedicado a sus estudiantes, siempre impulsaba el folclor y la cultura en los niños, según Margarita Bedoya, habitante de Bruselas.

La  pérdida de Trujillo es dolorosa para la comunidad Laboyana, pero su recuerdo quedará en cada persona que compartió sus saberes y conocimientos, como lo expresa Paula Vargas, gestora cultural y estudiante de Comunicación Social y Periodismo en la sede Pitalito: “fue y seguirá siendo un guardián de la memoria, quien se interesó por la historia local para dejar un aporte a las futuras generaciones”.


Una lamentable noticia recibió el pueblo Laboyano, el pasado 20 de enero, tristemente el educador Adriano Trujillo  fue una víctima más de La Covid 19, pero eso no impide que su magia resplandezca en cada obra, en cada acto de amor y solidaridad, él sigue siendo luz en la cultura, guía en el trabajo comunitario, como docente y amigo, expresó Astrid Carvajal. Como buen trabajador de la memoria histórica citaba una frase muy conocida. “Quien no conoce su historia, está condenado a repetirla”.

Share

Comentários no Facebook