Amargo empate: Atlético Huila igualó 1-1 ante Fortaleza y cedió puntos en la tabla de posiciones

Por: Hernán Francisco Basto, periodista Suregión

Panorámica del estadio Guillermo Plazas Alcid

El elenco huilenese volvió a dejar escapar puntos en condición de local y perdió la oportunidad de ser líder del Torneo Belplay Dimayor. El pasado lunes 17 de Febrero, Fortaleza fue su verdugo y se llevó un botín importante para la capital del país.

Atlético Huila hizo presencia en el estadio Guillermo Plazas Alcid hacia las 5:20 p.m. del lunes 17 de febrero, para disputar su tercer compromiso en el Torneo Betplay Dimayor frente a Fortaleza C.F.  Los “opitas” regresaron a la ciudad de Neiva con aire en su camiseta tras conseguir los tres puntos frente a Bogotá el pasado 12 de Febrero por cuatro goles de diferencia. Entre tanto, Fortaleza llegó tras empatar a dos tantos contra Leones en Itagui.

A las 7 p.m. rodó la esférica en la gramilla del Plazas Alcid y los locales empezaron a buscar el arco visitante defendido por Castillo.  Los primeros minutos no fueron atractivos para los asistentes al escenario deportivo: juego trancado, faltas por parte de ambos conjuntos y poca claridad a la hora de buscar el arco rival.

Sobre los diez minutos Atlético Huila logró aproximarse con gran claridad. Castillo lanzó un centro desde la banda derecha, Henao cabeceó la pelota y ésta se estrelló contra el horizontal del golero, Moreno cazó el rebote, sin embargo no logró controlar el balón y se fue rozando el vertical derecho.

Fortaleza C.F logró sacudirse del dominio opita y sobre los dieciséis minutos de juego, Cuernú remató de media distancia y el balón se fue elevado por muy poco. La respuesta del local no se hizo esperar, y a los diecinueve minutos Harol Rivera ejecutó un tiro libre que sobrepasó la barrera, pero Castillo reaccionó y lo atajó. Inmediatamente, se activó el contragolpe por parte del visitante y en una rápida transición defensa-ataque, Castro sacudió con una gran pegada y el arquero Banguera se lució y sacó  la esférica de gran manera.

Pasaron los minutos y los conjuntos bajaron el ritmo de juego, se alejaron las ocasiones del gol y la fricción regresó para ser la protagonista del partido. Sin embargo, ante la tensa calma del compromiso, la visita despertó los opitas y sobre el minuto veintiséis, Cuernú centró desde la banda izquierda, Acosta conectó de cabeza y Banguera milagrosamente sacó la pelota al tiro de esquina.

El auriverde se sacudió del peligro implantado por Fortaleza, y a los veintiocho minutos consiguió el gol anhelado por todos los asistentes: Harol Rivera centró desde la banda derecha, Castillo cabeceó, el portero detuvo el impacto, pero Moreno capturó el rebote y la empujó para inflar la red.

A partir de allí el juego fue para los locales, con dominio claro del balón, claridad en los pases, pero sin mucha profundidad ni ocasiones manifiestas del gol. Bocanegra fue quien más intentó con disparos de media distancia y un remata de tiro libre que se perdió elevado por el horizontal. Sobre el final del primer periodo, Fortaleza volvió a acercarse con un remate de Acosta, pero controló sin inconvenientes Banguera.

El segundo tiempo inició con un “intercambio de golpes”. A los tres minutos Harol Rivera conectó un impacto que salió  desviado por muy poco. Dos minutos más tarde, Acosta sacudió a los opitas con un disparo rastrero que se fue rozando el vertical izquierdo. Y un minuto después, Galindez remató de cabeza y Banguera se exigió y envió el balón al tiro de esquina. 

Los ánimos se calmaron un poco y Atlético Huila empezó a ceder la iniciativa a los visitantes, que necesitaban marcar pronto si querían llevarse los tres puntos a casa. Sobre los dieciséis minutos, el local sorprendió nuevamente a los bogotanos con los centros aéreos: el encargado fue Castillo, quien cruzó el esférico de occidente a oriente, Harol Rivera capturó el envío y remató a ras de piso hacia la posición donde estaba ubicado el guardameta.

El cansancio empezó a notarse en los jugadores, y ésto generó confusión en los opitas llevándolos a cometer errores cerca de su propio arco. Sobre el minuto veinte, el juez sancionó tiro libre para el equipo de Fortaleza. El cobro vino desde la banda izquierda, Banguera salió a cortarlo sin gran seguridad, Galindez logró anticiparse al portero y conectó con la red para igualar el marcador.

Desde ese momento, el Atlético Huila no logró encontrar fluidez entre sus jugadores, ni tampoco claridad ofensiva que le permitiera conseguir otra anotación. Apenas sobre los treinta minutos se acercó con remates de media distancia, sin conseguir juego asociado. Los cambios realmente no funcionaron como se esperaba, y por el contrario, se perdió totalmente la creación de juego y se buscó el triunfo a través de pelotazos que no lograban penetrar la barrera defensiva de los visitantes. Diez minutos después, Johan Bocanegra generó la opción más clara para el Huila en el segundo tiempo: sacó un remate de pierna izquierda y se estrelló contra el vertical izquierdo del golero Castillo.
Ya en tiempo de descuento, el auriverde lo volvió a intentar con dos tiros de esquina, pero ninguno tuvo mayor trascendencia y el juez central decretó el final del partido.

A pesar de la victoria obtenida en condición de visitante en la fecha dos del Torneo Betplay Dimayor, Atlético Huila dejó escapar 4 puntos en condición de local, los cuales podrían ser fundamentales al momento de finalizar el campeonato. Ganar de local, es la tarea pendiente para el técnico Flavio Robatto y sus jugadores.



Share

Comentários no Facebook