Ultimate, más que un deporte, un estilo de vida

Por: Hernán Francisco Basto, periodista SuRegión.

El Ultimate, más conocido como Frisbee, es un deporte competitivo en el que no se requiere de mucho contacto físico por parte de sus jugadores. Es considerado como un juego que recoge características propias de varios deportes: fútbol, baloncesto y rugby. En su desarrollo, los jugadores no pueden correr ni caminar mientras tienen el disco en sus manos y su objetivo principal es obtener puntos capturando el disco en una zona de gol, que se encuentra ubicada al otro lado del campo. El deporte llegó a Neiva en el año 2006 gracias a Esper Monje y Ricardo Medina, dos estudiantes de la Universidad Surcolombiana que impulsaron este juego en el campus universitario. Los dos jóvenes comenzaron a lanzarse el disco durante sus tiempos libres, llamando poco a poco la atención de otros estudiantes que paulatinamente se iban uniendo, hasta que, en el año 2008, se logró institucionalizar su práctica con 30 participantes, aproximadamente. La Universidad Surcolombiana ha sido promotora del Ultímate desde sus inicios, aprobando su institucionalización y concediendo permisos y espacios necesarios para conseguir la formación de grandes jugadores y excelentes seres humanos.

El Ultimate posee un espíritu innovador y constituye una alternativa de gran valor educativo frente a otras propuestas tradicionales, por sus particulares normativas y características. En él se establecen diferentes tipos de relaciones interpersonales y, al mismo tiempo, su práctica promueve valores éticos y saludables en los jóvenes que lo practican. Los jugadores reiteran que el Ultimate fomenta su capacidad de interactuar con las demás personas, el espíritu de juego limpio; los valores son esenciales debido a que se juega sin árbitro, y los equipos son mixtos por lo que las relaciones interpersonales dentro y fuera del juego se convierten en algo esencial.

El deporte llegó a Neiva en el año 2006 gracias a Esper Monje y Ricardo Medina, dos estudiantes de la Universidad Surcolombiana que impulsaron este juego en el campus universitario. Los dos jóvenes comenzaron a lanzarse el disco durante sus tiempos libres, llamando poco a poco la atención de otros estudiantes que paulatinamente se iban uniendo, hasta que, en el año 2008, se logró institucionalizar su práctica con 30 participantes, aproximadamente. La Universidad Surcolombiana ha sido promotora del Ultímate desde sus inicios, aprobando su institucionalización y concediendo permisos y espacios necesarios para conseguir la formación de grandes jugadores y excelentes seres humanos.

Equipo Masculino de Ultímate de la Universidad Surcolombiana
Fotografía: Universidad Surcolombiana

Dialogamos con John Gil y Paula Campos, jugadores del equipo The Last Defenders, de la ciudad de Neiva, y nos compartieron las experiencias y enseñanzas que el Ultimate les ha dejado. John Anderson Gil, jugador del equipo, expresó que el Ultimate significa una alternativa diferente a todos los deportes que se presentan en la sociedad, es algo que cambió su vida en muchos aspectos, le ayudó a conocer algo principal de este deporte: el espíritu de juego, una de las cosas primordiales, un deporte sin contacto, sin árbitros, por lo tanto, el respeto es fundamental. Paula Andrea Campos, capitana del equipo The Last Defenders, afirmó que el Ultimate, más que un deporte, le ha dado una familia, una hermandad donde ha aprendido muchísimo de cada uno de sus compañeros y le ha aportado grandes beneficios, aparte de la salud en el campo emocional.

Este deporte les ha traído diferentes experiencias vitales y aprendizajes que van más allá de jugar simplemente. Existe el hecho de conocer, distinguir y estar al lado de personas con las que comparten muchísimo tiempo: “es allí donde nosotros como personas, como equipo nos quedamos viéndonos y decimos, estamos aquí, sabemos lo que queremos, sabemos para donde vamos y principalmente lo vamos a hacer bien, vamos a cuidarnos entre nosotros, vamos a cuidar a los demás y vamos a hacer todo esto de una manera correcta”, expresó John. “En las relaciones personales, el Ultimate me ha enseñado a cómo tratar muchas veces a las personas y eso ha generado mayor empatía a nivel social; muchas veces nos enojamos por cosas banales, y este deporte ayuda mucho a fortalecer esa empatía”, puntualizó Paula.

Equipo Mixto de Ultímate “The Last Defender”
Fotografía: The Last Defender

Desde la parte física, el ultímate también genera cambios importantes en cada uno de los participantes, transformaciones físicas que le brindan oportunidades de obtener mejores desempeños. John Gil hace parte de la defensa civil, y hace parte de la unidad de rescate. El ultímate le ha permitido desarrollar un estado físico ideal para soportar la exigencia física que demanda las labores de rescate: “la exigencia física que demanda el ultímate es muy alta, tanto como en un rescate, por tanto, las dos cosas deben estar combinadas, entonces, el ultímate siempre ha sido una ayuda fundamental para poder realizar lo que actualmente hago en mi parte laboral”, afirmó John. “En la parte física, he sentido que mi cuerpo es mucho más rápido, tiene mayor facilidad para ciertas cosas que antes no podía realizar”, expresó Paula Campos.

El aspecto psicológico es otro factor que entra en juego al momento de practicar Ultimate. Al ser un deporte que no debe generar violencia ni discusiones, es fundamental saber lidiar con la frustración o la derrota cuando se presentan: “siempre he sido una persona exigente, una persona con muy poca paciencia, pero gracias al Ultimate he podido aprender muchas cosas, de las cuales ahora soy, después de casi dos años, una persona que puede cambiar ciertas cosas”, confesó John Gil. “Creo que es un buen espacio para tener esparcimiento con nuestros compañeros, para liberarnos del estrés del día a día, de los problemas que de pronto podamos tener y poder liberar la mente durante el tiempo del entrenamiento, durante cada juego”, afirmó Paula.

Los valores éticos también son elementos fundamentales al momento de practicarlo. El respeto, la tolerancia y el juego limpio sobresalen según la exigencia del deporte: “Muchísimo diría yo, porque me parece fundamental el hecho de saber perder, siempre con la humildad, la calma, y creo que eso lo forma a uno como persona, yo creo que el respeto y la humildad es algo que se resalta en cada uno de los jugadores que conforman este club”, finalizó John. “Creo que el más importante es poder escuchar; el deporte te ayuda mucho en el nivel de comunicación ya que, al momento de hacer un llamado, tienes que escuchar la otra parte, las dos versiones”, afirmó Paula Campos. “Juego Ultimate porque en este deporte encontré una pasión que hace unos meses no sabía que tenía por el deporte, por querer avanzar, por querer aprender todos los días”, finalizó Campos.

Share

Comentários no Facebook