Tejiendo diálogos desde el sur: un balance de la construcción de paz desde los territorios

Por: Centro de investigación e Inter-acción Social del Sur Colombiano (CEIINSO)

Los días 12 y 13 de noviembre del presente año se llevó a cabo, en el Auditorio Olga Tonny Vidales de la Universidad Surcolombiana, el evento “Tejiendo Diálogos desde el Sur: Encuentro de Pensamiento Crítico y Construcción de Paz en la Región Surcolombiana”. La iniciativa fue promovida por el Centro de Investigación e Inter-acción Social del Sur Colombiano, CEIINSO, ante la preocupación y la necesidad de generar espacios de diálogo, amplios y diversos, en los que se pudiera escuchar la voz de quienes vienen tejiendo (desde los territorios del sur de Colombia) alternativas, propuestas y caminos hacia la construcción de paz a partir de una perspectiva crítica.

Se buscó entonces generar un espacio en el que todas estas organizaciones provenientes del Caquetá, Huila, Putumayo, Cauca y Tolima, pudiesen contar sus experiencias en torno a los procesos que vienen llevando a cabo desde organizaciones sociales de base, referentes a la materialización de la paz y el cumplimiento de lo pactado en La Habana entre el Estado y la guerrilla de las FARC-EP.

Los interrogantes que dieron sustento a esta iniciativa, fueron más allá de las formas en las que el Estado y las FARC han venido cumpliendo o no el Acuerdo de Paz de La Habana. Se situaron sobre todo en las maneras como las comunidades organizadas, desde los territorios, han sido protagonistas y participantes activos en la construcción de la paz desde hace muchas décadas. Es decir, nos interesamos por las formas de construcción de paz desde abajo hacia arriba; en este sentido, pretendemos que sean visibilizadas como alternativas que el Estado debe escuchar y reconocer, pues son estas experiencias de paz las que dan cuenta de las demandas y necesidades reales de los territorios, así como de iniciativas con las que se debe trabajar conjuntamente para la materialización de la paz con justicia social.

De este modo, nos acompañaron organizaciones como el Consejo Regional Indígena del Cauca – CRIC; la Asociación Municipal de Colonos del Pato – AMCOP; el Comité de Mujeres de la Asociación de Campesinos de Inzá – Tierradentro – ACIT; la Corporación para la defensa y promoción de los derechos humanos-REINICIAR; la experiencia de Isnos – Huila, denominada “Caminando hacia una cultura de paz”; la experiencia: “Algeciras, víctima de daño colectivo”, liderada por FUNRESURPAZ; el Observatorio Surcolombiano de Derechos Humanos y Violencia – OBSURDH; la Red Proyecto Sur: desde el Tolima el Partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común – FARC; Voces de Paz del Caquetá; la Red Juvenil Compaz del municipio de San Vicente del Caguán, y el Consejo Municipal de Paz de Tello, Huila.

El encuentro se desarrolló a partir de los siguientes ejes temáticos:: 1) Defensa del Territorio para la Construcción de Paz, 2) Derechos humanos, memorias y verdades para la construcción de paz, 3) Participación política para la construcción de paz.

Delegados de la Mesa de Participación Politica del Encuentro

El aporte de las organizaciones fue fundamental, pues lograron visibilizar la paz más allá del cumplimiento de un Acuerdo. En otras palabras, se definió la paz, por un lado, en términos personales y, por otro, como una construcción conjunta que debe ir atravesada por garantías de vida digna y justicia social, teniendo en cuenta que los actores fundamentales para su construcción son las y los ciudadanos, campesinos y campesinas, indígenas, afros, mujeres, niños, niñas y jóvenes que día a día sufren las consecuencias de la violencia estructural, cultural y directa.

Por su parte, tuvimos la presencia de Teófilo Vásquez, Sara Victoria Alvarado, Luis Ernesto Lasso, Cristian Londoño, Juano Zuluaga y Diana Bernal en la mesa denominada “Pensamiento crítico, conflicto, territorio y construcción de paz en la Región Surcolombiana”. Esta mesa tuvo como objetivo principal: posicionar el pensamiento crítico como lugar de enunciación para abordar la concepción de paz y su construcción. Fue entonces un sustento que permitió dar cuenta de que la crítica es el constante cuestionamiento de lo normalizado y lo naturalmente dado; es reflexionar sobre las condiciones necesarias para que la paz sea real y no formal. De esta forma, se buscó dar cuenta de diferentes investigaciones sobre las dinámicas conflictivas en el país y de las formas en las que estas deben ser abordadas, sobre todo teniendo en cuenta la voz de quienes habitan el territorio y el universo observado. 

De esta manera, desde CEIINSO consideramos que fue un espacio de impacto regional en la medida en la que se logró reunir diferentes voces de distintos territorios para dialogar sobre un mismo tema, teniendo en cuenta las particularidades de los territorios. Se logró además visibilizar el trabajo de las organizaciones sociales de base, así como las limitantes y los retos que nos quedan a todos y todas en materia de construcción de paz, en un panorama tan complejo como el que vive nuestro país en la actual, lo cual implica aumentar los niveles de organización y lucha desde los territorios, desde las bases, a partir del fortalecimiento de los procesos y dinámicas de resistencia que permitan arrebatarle al Estado las reformas estructurales para ponerle fin a las múltiples causas que originaron el conflicto político, social y armado.

Consideramos que estos espacios, tanto académicos como políticos, son necesarios para poder tejer alternativas y redes que permitan el apoyo mutuo entre organizaciones. Sobre todo, consideramos que el compartir experiencias es una herramienta potente ya que  permite que las acciones de las organizaciones puedan diversificarse y puedan construir canales de comunicación; de igual forma, que los trabajos locales logren tener un impacto regional.

Para CEIINSO quedan aprendizajes y sobre todo retos. Aprendizajes teniendo en cuenta que el diálogo con referentes nacionales, regionales y locales, sigue generando interrogantes sobre cómo construir pensamiento crítico en la región surcolombiana. Los retos se refieren a cómo poder seguir articulando esfuerzos con organizaciones del nivel territorial y personas del nivel nacional, que nos permitan seguir construyendo conocimiento colectivo y con pertinencia social para los territorios y las comunidades de base. Asimismo, le manifestamos a la Región Surcolombiana y al país, que seguiremos tejiendo mancomunadamente nuestro camino como un centro de investigación comprometido con la acción social, con la movilización de los sectores sociales oprimidos y marginados, porque ante todo buscamos la construcción de una nueva sociedad y de otros horizontes utópicos.

Share

Comentários no Facebook