El arte, un camino para construir paz en el sur del Huila

El sur del Huila, ha vivido de forma directa impacto del conflicto armado. Una de tantas historias es la del artista Huilense Milton Morales Grillo. Este laboyano menciona que vivió en carne propia los atentados efectuado por la guerrilla en Oporapa Huila, su pueblo natal, lugar en el que murieron muchas personas en los enfrentamientos. Los hechos relatan que la guerrilla después de iniciar un atentado en el pueblo y más específicamente en el puesto de policía, para apropiarse del lugar. La hostilidad duró toda la noche, en última instancia el ejército realizó un plan candado donde fueron atrapados y masacrados los guerrilleros, “aproximadamente había 200 guerrilleros de los cuales no quedó ninguno”, afirma.

Pero, paralelo al relato de la violencia, en sur del Huila, los artistas le apuestan a la resiliencia y la construcción de paz. Así lo evidenció Milton Morales, que decidió transmitir la pintura como escultura, impregnada de texturas, mezclas y colores fuertes, donde se enorgullece de los paisajes.

El arte es la manera más directa de llegar a los hogares de la comunidad, cuando se desarrolla una demanda, su visibilización como documento provoca que la comunidad no sienta una mayor atracción o preocupación; es ahí donde entran los artistas, pues por medio de sus propuestas renovadoras dan a conocer la problemáticas sociales. Así lo menciona Juan Achury “El artista es un medio por el cual se canalizan los sentimientos del entorno, sensibilizando a la audiencia” 

Los artistas son muy importantes para la construcción de paz por el hecho de desarrollar denuncias sobre alguna problemática social, y el desarrollo de propuestas, nuevos caminos y la transmisión de ideas a la población. Así lo puntualizaJuan Achury “el arte entra en la comunidad sin previo aviso, como la música, en cualquier momento, en cualquier lugar puedes escuchar algo que inconscientemente recuerdes”

No obstante, Marcela Peña, infiere que el desarrollo de paz se da desde lo pedagógico; los jóvenes pueden trascender las ideas, ya que los procesos de paz inician desde el individuo, con la construcción colectiva, se desarrollan escenarios de encuentro donde se construye socialmente.

Al referirse a la paz, se trajo a coalición la frase de Manuel Marulanda Vélez “La paz se hace haciendo la guerra”, por el artista Javier Chinchilla, donde menciona, que en una guerra solo hay bajas, así sea de un bando o del otro, son vidas humanas lo que se está perdiendo. “Si no le damos el espacio al otro por equivocado que este, pues difícilmente llegamos a esa baratija llamada paz” recalcó el artista.

En marco del conversatorio Hablemos de Arte Y Paz’, organizado por la Universidad Surcolombiana sede Pitalito, también, se insistió que la conversación tiene un poder transformador, aporta a la paz y al arte, ya que, en ella convergen las ideas y vivencias de una urbe. Por esta razón, Miguel Ángel Pardo Cruz sostiene queEl diálogo es una herramienta para la construcción de paz” teniendo en cuenta cuatro elementos: la experiencia, la comprensión, el juicio y la decisión.

¿Cuál es el papel del artista en la sociedad?

Al conversatorio asistieron Cecilia Vargas, Juan Achury, Milton Morales, Javier Chinchilla Artistas Huilenses, como también la Filósofa y docente Marcela Peña y él Historiador y Filósofo Miguel Ángel Pardo Cruz.

Share

Comentários no Facebook