Mercado Campesino en el municipio de Gigante, una alternativa económica para nuestros cultivadores en tiempos de pandemia

Por: Hernán Francisco Basto, periodista SuRegión

Durante la pandemia se han realizado nueve mercados campesinos en el municipio de Gigante, y la experiencia ha sido gratificante para todas las partes involucradas. Se espera que el próximo 7 de marzo se lleve a cabo el décimo mercado campesino, y que cada uno de los productores agrícolas consiga una parte del sustento económico, tan necesario en estos tiempos debido a la baja demanda de sus productos que sufren los campesinos por la crisis económica, que se agudizó durante la pandemia del Covid-19.

Los mercados campesinos incrementan los ingresos de los productores, demuestran la importancia que tiene la economía campesina para el abastecimiento de nuestros municipios, y ayudan a disminuir la pobreza en el campo al ofrecer garantías para que los campesinos puedan vender con seguridad, y sin intermediarios, sus productos.

El mercado campesino de Gigante ofrece a cada uno de nuestros campesinos una alternativa económica en estos tiempos difíciles de pandemia. Cada domingo, al inicio de mes, familias de las veredas y corregimientos del municipio de Gigante, en el centro del departamento del Huila, se organizan en cada una de las veredas: Alto Corozal, Tres Esquinas, La Palma, Guadalupe, entre otras, para trasladarse hasta el casco urbano del municipio, e instalarse en la nueva Galería Municipal, la cual aún se encuentra deshabitada debido a que no se ha logrado un acuerdo con los comerciantes para el traslado a este lugar. El Alcalde Gigante, César Germán Roa, ha autorizado el espacio referido para las ventas del mercado campesino.

Existen varios factores que consolidan al mercado campesino como una “mano amiga” durante la emergencia sanitaria que atraviesa cada uno de los vendedores. La coordinación de la administración municipal, en común acuerdo con los comerciantes locales, han aprobado que los productores y distribuidores de los diferentes municipios no realicen sus ventas durante el fin de semana en el que se desarrolla el mercado campesino, permitiéndoles los productores agrícolas devolverse a sus fincas con las ganancias de sus ventas y la satisfacción del deber cumplido.

El pasado 21 de febrero, Nicolás Chindicué asistió al mercado campesino de Gigante, desde la vereda Cachaya, con sus tulas llenas de plátanos para la venta. Según cuenta, el evento fue todo un éxito y logró devolverse con las manos vacías y algún dinero en sus bolsillos.

Galería Municipal de Gigante
     Foto: Alcaldía Municipal de Gigante

De igual forma, mujeres de la vereda El Piñal se desplazaron hasta el casco urbano, y ofrecieron a la comunidad hortalizas y pollos de campo, especialidad que adquirieron gracias a algunas capacitaciones que recibieron por parte de la administración municipal: “Nosotras pasamos por un proceso de aprendizaje y ello nos permitió mejorar nuestra producción”, expresó Luisa García, mujer participante.  

La otra parte involucrada en los mercados campesinos son los compradores, los cuales asisten con regularidad y consiguen obtener la mayoría de los productos que buscan.

Diana Bravo García, madre cabeza de hogar, asiste con regularidad a los mercados campesinos de Gigante en busca de productos que le permitan abastecer a su familia. Según ella, allí encuentra productos de excelente calidad y a un precio razonable, si se comparan con los altos precios que normalmente se presentan en los mercados habituales del municipio, y que muchas veces no ofrecen calidad en cada uno de los productos: “En cambio acá encuentro lo que necesito, lo básico, tomates, plátanos, yuca, todo fresco”, expresó Bravo García. Así mismo, muchos compradores se retiran satisfechos por la organización del evento, y esperan de parte de la Administración Municipal que se le de continuidad al proyecto.

Share

Comentários no Facebook