Universitarios acompañan a la sociedad civil movilizada en el Paro Nacional

Los rectores de importantes universidades colombianas, suscribieron una Carta a la Nación Colombiana el pasado 5 de Mayo, en la cual hacen un “reconocimiento al movimiento social en curso como expresión de las necesidades más sentidas de la sociedad”.Asimismo, llaman ” a los distintos actores sociales e institucionales involucrados en la actual coyuntura de crisis nacional a fortalecer el diálogo amplio, inclusivo y honesto, alrededor de temas estructurales y urgentes que requieren soluciones construidas como parte de un gran pacto social”. Finalmente, pusieron a disposición del país las capacidades académicas de sus instituciones y se ofrecieron como espacios de diálogo para avanzar en la búsqueda de acuerdos. Por su parte, estudiantes de la Universidad Nacional mediante carta pública invitan a los profesores universitarios a aportar desde sus saberes especializados y su experiencia a sustentar las demandas de la sociedad civil frente al gobierno y a acompañarlos en sus expresiones de inconformidad. El Decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de la Universidad Surcolombiana, William Sierra Barón, invitó a docentes y estudiantes a acompañar los esfuerzos de los sectores sociales movilizados y a presentar propuestas y alternativas de solución a las demandas sociales presentadas. En esta nota, presentamos una síntesis de los pronunciamientos públicos de los universitarios.

Carta Universitaria a la Nación Colombiana

5 de mayo del 2021

Los rectores de las universidades colombianas signatarios de esta carta hacemos un reconocimiento al movimiento social en curso como expresión de las necesidades más sentidas de la sociedad. Llamamos a los distintos actores sociales e institucionales involucrados en la actual coyuntura de crisis nacional a fortalecer el diálogo amplio, inclusivo y honesto, alrededor de temas estructurales y urgentes que requieren soluciones construidas como parte de un gran pacto social. Queremos contribuir a la agenda de discusión nacional proponiendo los siguientes temas estructurales:

𝙋𝙖𝙘𝙩𝙤 𝙛𝙞𝙨𝙘𝙖𝙡 𝙮 𝙙𝙚𝙨𝙖𝙧𝙧𝙤𝙡𝙡𝙤 económico 𝙮 𝙨𝙤𝙘𝙞𝙖𝙡 𝙞𝙣𝙘𝙡𝙪𝙮𝙚𝙣𝙩𝙚. Es indispensable proponer e implementar una política fiscal, fruto de amplios acuerdos sociales y políticos, vinculada a los derechos de las poblaciones, especialmente de las más vulnerables, y que contribuya a la reactivación económica del país y al desarrollo sostenible y con equidad de los territorios.

𝘿𝙚𝙧𝙚𝙘𝙝𝙤 𝙖 𝙡𝙖 𝙨𝙖𝙡𝙪𝙙 𝙮 𝙨𝙞𝙨𝙩𝙚𝙢𝙖 𝙙𝙚 𝙨𝙖𝙡𝙪𝙙. A partir del reconocimiento de las debilidades del sistema de salud del país, debemos buscar mecanismos que garanticen el acceso universal, equitativo y de calidad a la salud pública colectiva e individual, más allá de los mecanismos de mercado.

𝙁𝙤𝙧𝙩𝙖𝙡𝙚𝙘𝙞𝙢𝙞𝙚𝙣𝙩𝙤 𝙙𝙚 𝙡𝙖 𝙙𝙚𝙢𝙤𝙘𝙧𝙖𝙘𝙞𝙖 𝙚 𝙞𝙢𝙥𝙡𝙚𝙢𝙚𝙣𝙩𝙖𝙘𝙞ó𝙣 𝙥𝙡𝙚𝙣𝙖 𝙙𝙚 𝙡𝙖 𝘾𝙤𝙣𝙨𝙩𝙞𝙩𝙪𝙘𝙞ó𝙣 𝙙𝙚 1991 𝙘𝙤𝙢𝙤 𝙘𝙤𝙣𝙦𝙪𝙞𝙨𝙩𝙖 𝙙𝙚𝙢𝙤𝙘𝙧á𝙩𝙞𝙘𝙖. El Estado Social de Derecho, con su amplio reconocimiento de derechos, es el marco jurídico apropiado para Colombia, pero su eficacia requiere garantizar efectivamente la separación de poderes y la autonomía de los órganos de control. De la misma forma, es necesario avanzar en los diálogos sociales con el fin de alcanzar los consensos fundamentales que se requieren para asegurar la legitimidad de la democracia.

𝙄𝙢𝙥𝙡𝙚𝙢𝙚𝙣𝙩𝙖𝙘𝙞ó𝙣 𝙥𝙡𝙚𝙣𝙖 𝙙𝙚 𝙡𝙤𝙨 𝘼𝙘𝙪𝙚𝙧𝙙𝙤𝙨 𝙙𝙚 𝙋𝙖𝙯 𝙘𝙤𝙢𝙤 𝙘𝙤𝙣𝙙𝙞𝙘𝙞ó𝙣 𝙙𝙚 𝙘𝙤𝙣𝙫𝙞𝙫𝙚𝙣𝙘𝙞𝙖 𝙙𝙚𝙢𝙤𝙘𝙧á𝙩𝙞𝙘𝙖. Es indispensable avanzar en las reformas políticas necesarias para cumplir con lo pactado en el Acuerdo y defender el derecho a la paz de todos los colombianos. Esto requiere hacer real la participación ciudadana en la construcción de la nación, la protección de la vida de los líderes y lideresas sociales y reincorporados, el desarrollo rural con un enfoque territorial y la construcción de Estado en los territorios.

𝙀𝙨𝙩𝙖𝙙𝙤 𝙙𝙚 𝘿𝙚𝙧𝙚𝙘𝙝𝙤, 𝙥𝙧𝙤𝙩𝙚𝙨𝙩𝙖 𝙨𝙤𝙘𝙞𝙖𝙡 𝙮 𝙁𝙪𝙚𝙧𝙯𝙖 𝙋ú𝙗𝙡𝙞𝙘𝙖. Debemos construir mecanismos sociales, legales e institucionales para garantizar el respeto a la vida, la dignidad y los demás Derechos Humanos para todos los ciudadanos, asegurando el derecho a la protesta social y la prevención del uso desproporcionado y arbitrario de la fuerza, así como la protección de los bienes públicos y privados.

𝘿𝙚𝙧𝙚𝙘𝙝𝙤 𝙖 𝙡𝙖 𝙚𝙙𝙪𝙘𝙖𝙘𝙞ó𝙣 𝙮 𝙖𝙘𝙘𝙚𝙨𝙤 𝙚𝙦𝙪𝙞𝙩𝙖𝙩𝙞𝙫𝙤 𝙖𝙡 𝙘𝙤𝙣𝙤𝙘𝙞𝙢𝙞𝙚𝙣𝙩𝙤. Asegurar una educación universal y de calidad que forme ciudadanos autónomos y socialmente responsables. Las universidades debemos asumir colaborativamente la construcción de una agenda de futuro para el país.

Invitamos a las universidades públicas y privadas y a la comunidad académica nacional a buscar convergencias para proponer soluciones a la actual crisis que vive nuestra sociedad y construir una Colombia en paz, democrática, equitativa, incluyente y comprometida con el desarrollo sostenible. Ponemos a disposición del país nuestras capacidades académicas y nos ofrecemos como espacios de diálogo para avanzar en la búsqueda de acuerdos.

Dolly Montoya Castaño, Universidad Nacional de Colombia

Jorge Humberto Peláez Piedrahita S.J. , Pontificia Universidad Javeriana

 John Jairo Arboleda Céspedes, Universidad de Antioquia

 Alejandro Gaviria Uribe, Universidad de los Andes

 Luis Fernando Gaviria Trujillo, Universidad Tecnológica de Pereira

Hernando Parra Nieto, Universidad Externado de Colombia

 Edgar Varela Barrios,Universidad del Valle.

Decano de Facultad de Sociales de la Usco reclama diálogo del gobierno con los manifestantes y respeto a los derechos humanos

Por su parte, el profesor William Sierra Barón, Decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de la Universidad Surcolombiana, en un comunicado a la opinión pública suscrito el pasado 5 de Mayo, advirtió que la “ crisis económica, política y social derivada de consecuencias históricas que son de conocimiento de todos, se agrava entre otras razones por la ausencia de diálogos y respeto por la diferencia por parte del gobierno de turno, hacia los distintos actores y sectores sociales, al punto de evidenciarse como una amenaza a nuestros derechos fundamentales. 
En coherencia con la teleología institucional de nuestra alma mater, la cual se orienta hacia “… la construcción de una nación democrática, deliberativa, participativa y en paz…”, hacemos un llamado hacia la materialización de espacios de diálogo a través de los cuales se puedan escuchar a los distintos actores y sectores: estudiantes, trabajadores, jóvenes, profesores, etc., con el fin de explorar posibilidades de acuerdos y consensos que permitan avanzar hacia la construcción colectiva y participativa de soluciones a las distintas problemáticas que se viven en las regiones y el país. En este sentido, rechazamos todas las acciones que atentan contra el derecho a la protesta pacífica y nos solidarizamos con las victimas y las familias, de los hechos de violencia que se han presentado en los últimos días. Exigimos a las autoridades que garanticen el derecho a la protesta pacífica de quienes están participando en las distintas movilizaciones”, concluyó el profesor Sierra Barón. 

Llamado de los estudiantes a los docentes a realizar aportes y acompañar la movilización del Paro Nacional  

En carta abierta a los docentes de Colombia, suscrita el pasado 5 de Mayo, un colectivo de estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia, advierte que se vive un momento histórico, el cual se está materializando en las calles y rincones de Colombia, en el que ” el malestar generalizado de diversos sectores, desemboca hoy en un amplio y masivo proceso de movilización social, en el cual nosotros como estudiantes, consideramos vigente el mandato que tenemos de apoyar a las comunidades y priorizar la consolidación del poder popular. Esto sólo se logrará dedicando el tiempo, esfuerzo coordinado y participación activa de todas y todos en este proyecto.”

“Nosotros los jóvenes- añaden-, nacimos y aprendimos a vivir en un país cuya administración consideramos injusta, indolente y desconectada de la realidad que viven las familias a lo largo del territorio. Tal vez cada cual tiene una perspectiva específica de la historia colombiana, pero seguramente coincidimos en que ahora mismo, la respuesta del estado ha alcanzado un punto en el que no existen límites y tampoco garantías para la vida. Rechazamos con vehemencia, la persecución y represión policial-militar contra el pueblo, mientras la voz de los vulnerados resuena en las ciudades y pueblos, pero calla en los medios tradicionales de comunicación.

En esta ocasión , aducen los estudiantes universitarios, recurren a los docentes “apelando a un sentido de solidaridad orgánica en medio de este contexto tan poco esperanzador para nosotros como juventud, a sus conocimientos y experiencia construyendo país.El día de mañana – aseguran los universitarios- sólo será lo que logremos defender y proyectar durante estas semanas, apelamos a sus años de formación y experiencia para proponerles hacer un trabajo conjunto desde sus diversas áreas de conocimiento, con la intención de acompañar las demandas del pueblo y sus legítimas reivindicaciones sociales en los espacios de manifestación política ciudadana. No sólo las calles son nuestras, sino también todos los espacios que podamos consolidar para un diálogo activo y pertinente en estos  momentos.

 Los estudiantes, en su carta abierta a los docentes, les proponen a los profesores unirse activamente en tareas de acompañamiento a la movilización popular, por ejemplo, mediante actividades de “pedagogía popular, discusión y producción académica sobre el contexto, acciones jurídicas que permitan combinar las vías de hecho del pueblo en las calles, con vías de derecho, que hagan útiles las herramientas que tanto nos han enseñado para hacer cumplir los derechos; Propuestas de programas de gobierno y de desarrollo que aterricen las demandas del pueblo, construidas por sus bases en escenarios amplios de diálogo y discusión a través del consenso y la deliberación. Estas con el fin de llenar de legitimidad, de realidad y de rigor, las luchas de un pueblo que de una vez por todas, debe tener voluntad y vocación de poder”.

Share

Comentários no Facebook