Talleres Saber Pro desde la virtualidad

Por: Alejandra Zúñiga, periodista de Suregion.com en Pitalito

Duvan Muñoz es un joven universitario que cursa su séptimo semestre de Comunicación Social y Periodismo en la Universidad Surcolombiana, narra que se sentía muy contento y motivado por los talleres Saber Pro, pues tenía grandes expectativas. “Creo que me podían ayudar a aclaras dudas o darme mejores bases para sacar un buen puntaje al realizar la prueba”. Agregó.

Pero este joven se llevó una gran sorpresa al enterarse que por motivos del Covid-19 los talleres se dictarían de manera virtual y su gran asombro se dio porque no contaba con el acceso a internet para conectarse las tres horas semanas que se requerían. “Siempre busqué la manera de comprar megas en mi celular y poder conectarme hasta donde alcanzaran, o a veces iba a la casa de algún amigo para que me regalara WI-FI; con todo esto, solo espero que el resultado de los talleres haya sido gratificante” señaló.

Las pruebas Saber Pro son experiencias académicas de carácter obligatorio que el Gobierno Nacional dispone para evaluar la calidad del servicio educativo universitario. Su fin, es comprobar las competencias de los estudiantes que ya culminan su proceso formativo en un 75% de los créditos académicos aprobados.

Las pruebas sirven para autoevaluarse y que cada estudiante pueda identificar las fortalezas y debilidades, para mejorar en cada aspecto. “Durante la administración de José Daniel Bogotá (2002-2006) se llevó acabo la primera adaptación del examen de calidad de la Educación Nacional en Colombia –Ecaes, que inicio con 60.000 estudiantes”. Citado de la página oficial del ICFES. 

Héctor Herrera, hace parte del equipo de coordinación y el rol que tiene en los talleres es de asesor académico y pedagógico. Señala que teniendo en cuenta la coyuntura y la transición que se debía hacer desde la presencialidad a la virtualidad, tanto él como los demás talleristas, fueron conscientes de las dificultades que algunos de los estudiantes podían presentar, no solo con el hecho de conectividad sino también en el manejo de las plataformas.

HéctorHerrera

Duván Muñoz considera que el cambio fue drástico, no esperaba tener que verlos así y por ende, fue difícil acoplarse. Con la ayuda de los docentes poco a poco se adaptó   y fue consiente que era la única alternativa que se tenía.  “Cabe mencionar que se ha tratado de hacer el mayor de los esfuerzos para poder entender cada una de las dinámicas dadas en los talleres, aunque nadie esta salvo a no tener fallas con la conexión”.

Héctor le contó a Suregion.com cuáles son los los componentes educativos de los talleres. “La educación tiene dos componentes que son la pedagogía y la didáctica y el gran error que se comete cuando se implementan pedagogías de virtualidad es creer que solamente la idea es solucionar buscando una herramienta tecnológica de medicación; pero eso no es así, debe haber una persona que oriente cómo será el trabajo y haya interacción entre estudiantes y el profesor”.

En el momento introductorio se les manifestó a los estudiantes que la manera de tomar asistencia y permanencia sería con las actividades constantes en cada módulo de Classroom. Dentro de este tablero digital, se creó material de contacto y de desarrollo o actividades, así el estudiante tenía la oportunidad de ver al docente y mantener el contacto permanente. Con todo, el gran desafío que se tiene con estas herramientas es mantener a los estudiantes interactuando, como se termina de explicar en el siguiente audio.

Héctor Herrera

Sumas y restas en los talleres

Aderson Yamid Rodríguez estudiante de Ingeniería Agrícola narró a Suregion.com que le gustó la metodología que se utilizó porque lo motivó como estudiante a participar. Por otra parte, siente que a los talleres les faltó dar una pausa activa fuera de la pantalla “para refrescar la memoria y así tal vez concentrarse más a la hora de responder”.

Por otro lado Suregion.com habló con el especialista en educación a distancia Samuel De Arco, tallerista del módulo de inglés quien compartió sus estrategias y métodos.

“Mi estrategia fue enseñarles a los estudiantes a realizar el análisis de las preguntas moduladoras de los textos, activando así sus conocimientos, para poder hacer inferencias y se articulen con el contexto.

Samuel De Arco

José Omar Peña, Comunicador Social y Periodista egresado de la Usco compartió sus saberes acerca de los talleres y la prueba Saber Pro. En su caso los tuvo presencial. “No veo muy pedagógico realizar los talleres virtuales, la metodología cambia bastante y la práctica se reduce solamente en la teoría. También la desventaja es que cada asistente al taller virtual tiene acceso a la información vía web y no es viable porque a la hora de presentar las pruebas no van a tener dichas oportunidades”.

Esta versión es contrastada por el equipo de talleristas virtuales. “Los saberes que se pretenden impartir a través de los espacios son los mismos que se dan en la presencialidad, lo único que cambia en este caso es la modalidad por donde se imparten estos saberes” sostuvo Samuel De Arco.

Samuel comparte que los saberes no cambian de lo presencial a la virtualidad, lo que cambia es la modalidad, por su parte, en el módulo de inglés utilizó la estrategia de enseñanza aprendizaje, la dinámica fue participativa y de construcción de conocimientos colectivos, además que la manera de realizar el taller demanda de la participación de todos. Así lo señaló.

Samuel De Arco

Simón Elías Ovalle, narró su experiencia en los talleres virtuales. “Los talleres son muy importantes, debido a que da tips para responder la prueba, brinda material para estudiar y profundizar en los diferentes temas, también me hubiera gustado que los talleres se realizaran más de una vez”.

“Me gustó el compromiso por parte de los talleristas, trabajaron para que los estudiantes los pudiéramos comprender mejor, dándonos pistas relacionadas con las pruebas” señaló.

Daniel Reinoso, Periodista egresado de la Universidad Surcolombiana participante en los talleres presenciales, compartió su opinión.

Daniel Reinoso

“La realización de los talleres me sirvió mucho para refrescar conocimientos y conocer cómo responder a las preguntas de una forma más acertada y por eso creo que no hay nada como la educación presencial, ya que en el momento se puede realizar las preguntas y compartir con los demás compañeros para el desarrollo de los talleres, de todas maneras, en la virtualidad no hay retroalimentación inmediata” señaló Julián Rivera.

“No es lo mismo obtener los recursos de aprendizaje vía virtual que de forma presencial, hay brechas enormes en cuanto a los conocimientos de cada alumno, pues sus habilidades son diferentes, si se tiene en cuenta la desigualdad digital y las formas del entorno social en la cual se desarrolla cada estudiante. No hay igualdad de saberes, pues lo presencial, lleva a los participantes a hacer uso de los recursos propios del conocimiento y resolver las inquietudes a través del docente”, añadió José Omar Peña.

El proyecto contempla el acompañamiento en las cinco competencias genéricas que son::

  1. Razonamiento cuantitativo,
  2. Lectura crítica
  3. Competencia ciudadana
  4. Inglés y comunicación escrita
  5. Módulo introductorio que permitía conocer la prueba y su importancia.

Se espera que los resultados de los talleres virtuales den buenos frutos en cada estudiante, para que se vean reflejados en la puntuación académica y los saberes adquiridos en general.

Share

Comentários no Facebook