Exigimos que la USCO permanezca abierta a la comunidad académica y comprometida con el clamor popular contra la inequidad y por justicia social

Comunicado a la opinión pública suscrito el 30 de Noviembre por parte de las Mesa Amplia de Profesores de la Universidad Surcolombiana y los sindicatos de docentes Aspu Huila y Sinprousco

Las organizaciones firmantes manifestamos a la comunidad académica y a los huilenses, nuestra inconformidad con la suspensión inconsulta de las actividades académico-administrativas por parte del Consejo académico, las declaraciones del rector y del director de la Oficina Jurídica de la Universidad Surcolombiana y la comunicación injuriosa del secretario de gobierno de la Alcaldía de Neiva, frente a los hechos de orden público acaecidos el pasado 26 de noviembre. Cuestionamos la decisión de mantener el cierre de la institución hasta el 2 de diciembre, a pesar de los insistentes llamados por parte de la Mesa Amplia de Profesores, la Asociación de Profesores Universitarios (ASPU Huila), el Sindicato de Profesores de la Universidad Surcolombiana (SINPROUSCO) y el Consejo Superior Estudiantil, a las directivas de la Institución.

Ante esta situación, el jueves 28 de noviembre 2019, la Mesa Amplia de Profesores y el Consejo Superior Estudiantil establecieron un canal de comunicación con la Administración para llegar a acuerdos que permitieran abrir la Universidad como escenario de encuentro y de diálogo académico sobre la actual coyuntura sociopolítica del país y, en especial, sobre las particularidades locales relacionadas con la instalación de la Mesa Local de Negociaciones para el fortalecimiento de la democracia universitaria, teniendo en cuenta las últimas decisiones del Consejo Superior Universitario, el calendario y procedimientos para la elección de rector(a) y las propuestas de modificación del Estatuto General y del Acuerdo que reglamenta la labor docente.

Desaprobamos que con la anuencia y actitud evasiva del rector Pablo Emilio Bahamón, tal como lo indicó el director de la Oficina Jurídica de la Usco, se haya permitido una inspección judicial de parte de la Fiscalía, contrariando los preceptos de la autonomía universitaria. Frente a esta situación, estudiantes y profesores advertimos la necesidad de ofrecer garantías legales y políticas a toda la comunidad académica que se encontraba el 26 de noviembre en el claustro universitario, incluyendo a las personas que, en el marco de una intervención humanitaria, activaron protocolos para proteger la integridad de la comunidad universitaria, ya que en la inspección no participaron organismos garantes de la protección de los derechos humanos.

En reunión del Consejo académico, donde se ausentaron el representante de los profesores, el decano de la Facultad de Salud, el decano de la Facultad Ciencias Jurídicas y Políticas, y el decano de la Facultad de Educación, una delegación de la Mesa Amplia de Profesores y del Consejo Superior Estudiantil advirtió sobre la importancia de abrir perentoriamente la Universidad como una oportunidad para garantizar el cuidado de la vida y el debate académico, toda vez que no se puede fortalecer la estrategia del miedo que pretende desconocer y acallar las demandas de la comunidad universitaria. Abogamos porque prime la reflexión serena e informada, en lugar de contribuir a generar confusión y estigmatización hacia profesores y universitarios comprometidos con la construcción de conocimiento crítico y pertinente para la región.

Es importante resaltar que, en contravía de la naturaleza académica y dialógica que debe distinguir la dinámica universitaria, el director de la Oficina Jurídica de la Usco planteó que la decisión de abrir el Alma Mater tenía que realizarse en consenso con el Consejo Superior Universitario, desconociendo que para tomar la decisión de cerrarla no hubo necesidad de esto. Además, algunos consejeros pusieron de presente su preocupación por la seguridad y las implicaciones legales de sus decisiones como elementos centrales para mantener cerradas las puertas de la Universidad.

Cuestionamos la comunicación de la Alcaldía de Neiva mediante el oficio No. 0616 DCS del 27 de noviembre, en la que Miguel Martin Moncaleano Gómez, Secretario de Gobierno, celebró el cierre de las instalaciones y solicitó continuidad de la medida con el argumento de evitar “réplicas de lo que está pasando en Cali y Bogotá”.

Con base en las consideraciones precedentes, la Mesa Amplia de Profesores, la Asociación Sindical de Profesores Universitarios (ASPU Huila) y el Sindicato de Profesores de la Universidad Surcolombiana (SINPROUSCO) planteamos lo siguiente:

1. Reiteramos nuestro compromiso con la movilización social en el marco de la protesta pacífica y sobre la base de los argumentos. No respaldamos ningún acto de violencia y apoyamos decididamente la generación de escenarios que permitan fortalecer el debate y la reflexión al interior de la Universidad.

2. Instamos a los directivos de la Universidad Surcolombiana, y al conjunto de la comunidad académica, a dar pasos ciertos para materializar el Proyecto Educativo Universitario-PEU, que propone la construcción de conocimiento transformador y crítico que dé respuestas a las problemáticas sociales por las que atraviesa la región y el país, lo cual supone como requisito una universidad abierta, deliberante y que se articula con las demandas de bienestar y democracia que levanta la ciudadanía. Una Universidad sustentada en procesos académicos, sociales y políticos transformadores, comprometidos prioritariamente con la construcción de una sociedad democrática, deliberativa, participativa y en paz, sustentada en el desarrollo humano, social, sostenible y sustentable en la región Surcolombiana.

3. Exigimos a la Alcaldía de Neiva la retractación del comunicado emitido por el Secretario de Gobierno, toda vez que esto estigmatiza la comunidad universitaria, aumenta la tensión al interior y el exterior de la misma y obstruye la deliberación propia de una sociedad democrática. Atendiendo a su investidura, lo instamos a construir canales de diálogo que permitan resolver las problemáticas que afectan a la comunidad universitaria y a la ciudadanía de Neiva en general.

4. Reclamamos de los directivos de la Universidad Surcolombiana dar garantías legales y políticas a toda la comunidad universitaria que se encontraba al interior del claustro el martes 26 de noviembre, dado que el ingreso de las autoridades judiciales el día 27 de noviembre se llevó a cabo sin la presencia de la comunidad universitaria. Por lo que generamos una alerta temprana ante la posibilidad de persecución o de falsos positivos judiciales.

MESA AMPLIA DE PROFESORES DE LA UNIVERSIDAD SURCOLOMBIANA

ASPU HUILA

SINPROUSCO

Neiva Huila, 30 de noviembre de 2019

Se remite copia de este comunicado a Personería de Neiva y a la Defensoría del Pueblo, con el propósito de activar la alerta temprana y los protocolos de defensa de los derechos humanos.

Share

Comentários no Facebook